AHORA EN VIVO
El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

La extraña desaparición de un periodista en Turquía y los rumores que vinculan su suerte al régimen de Arabia Saudita
La extraña desaparición de un periodista en Turquía y los rumores que vinculan su suerte al régimen de Arabia Saudita

Un inquietante misterio rodea la desaparición del periodista Jamal Khashoggi, columnista del periódico The Washington Post. La sospecha de que habría sido asesinado con la complacencia o participación del gobierno de Arabia Saudita ha consternado a la opinión pública internacional.

Poco es lo que se sabe al respecto pero el clamor para que se esclarezca el destino del periodista es cada vez más fuerte, al grado de que el asunto está ya creando un conflicto entre dos naciones clave en la geopolítica de Medio Oriente, Turquía y Arabia Saudita y, por extensión, entre ellas y Estados Unidos.

Khashoggi, de 59 años y originario de Arabia Saudita, ha sido crítico del régimen saudí. Por ello optó por dejar su país, en una suerte de autoexilio, y se refugió en Estados Unidos, donde residió por poco más de un año hasta que, hace unos días, viajó a Turquía.

Ver fotos
Nearly a week since journalist Jamal Khashoggi disappeared, Turkey’s president Recep Tayyip Erdoğan stepped up his calls for Riyadh to explain what happened to the high-profile critic of the Saudi leadership.

Allí, acudió el pasado martes 2 de octubre al consulado saudí en Estambul, al parecer para obtener un documento sobre un divorcio anterior que necesitaba para casarse con su novia turca. Imágenes de Khashoggi entrando a esa instalación diplomática muestran la última vez que se le vio con vida. Desde entonces nada se sabe de él, y versiones provenientes del gobierno de Turquía han desatado las señales de alarma.

Según se narra en The Washington Post, investigadores turcos suponen que  Khashoggi fue asesinado dentro del consulado saudí en Estambul y que el cadáver fue retirado del lugar. Y un periódico cercano al presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, indicó que dos aviones privados desde Arabia Saudita arribaron a Estambul justo el mismo día en que el periodista fue visto por última vez.

El gobierno de Arabia Saudita ha negado toda vinculación con la desaparición de Khashoggi y aunque fuentes gubernamentales turcas han dicho que las autoridades saudíes se ha mostrado dispuestas a permitir que investigadores inspeccionen su consulado en Estambul, aún no es claro cuándo eso tendrá lugar ni la amplitud de ese posible acceso.

Ciertamente se desconoce dónde se encuentra actualmente Khashoggi ni si aún está vivo, aunque autoridades turcas, de acuerdo a The New York Times, consideran que está muerto y sus familiares, incluida su prometida, temen lo peor.

Más allá de que entró al consulado saudí el 2 de octubre todo es misterio, y las sospechas en torno a un destino fatal han sido alimentadas por varias situaciones extrañas.

La primera es que, en realidad, Khashoggi visitó el consulado saudí en Estambul inicialmente el pasado viernes 28 de septiembre, pero al no poder obtener el documento que necesitaba ese día viajó a Londres para una conferencia. Luego, al parecer durante el fin de semana, Khashoggi llamó al consulado para decir que podía acudir de nuevo allí el martes para recoger el documento. Se le dijo que sí y que llegara a la 1:30 pm. Khashoggi regresó en consecuencia de Inglaterra a Turquía.

Luego, se dice que en la madrugada del martes 2 de octubre se dio la llegada a Estambul de los aviones procedentes de Riad, Arabia Saudita. Sus nueve pasajeros, se afirma, eran funcionarios y oficiales de inteligencia saudíes, algunos de ellos con pasaporte diplomático.

Ver fotos
Las últimas imágenes del periodista Jamal Khashoggi lo muestran a la entrada del consulado saudí en Estambul, el pasado 2 de octubre. Tras ello nada se ha sabido de él. (AP)

Khashoggi ingresó al consulado saudí en Estambul poco antes de la 1:30 pm del 2 de octubre, como lo muestran imágenes de las cámaras de seguridad de ese recinto. Poco después otro avión privado llegó de Arabia Saudita a Estambul, este con seis pasajeros.

Versiones que no han sido confirmadas pero que han sido muy citadas en los medios señalan que esos individuos llegados a Estambul en algún momento habrían ingresado al consulado saudí y salieron de allí dos horas y media después de la entrada de Khashoggi. Luego, 15 personas, la misma cantidad de quienes habrían llegado en avión, salieron en seis autos del Consulado y al menos dos vehículos entraron luego en la residencia del cónsul general saudí en Estambul, donde permanecieron  por cuatro horas. Al personal de esa vivienda, indicó el Post, se les había dicho que no acudieran a trabajar o que se fueran del lugar ese día. De acuerdo al Times, investigadores creen que Khashoggi, o su cuerpo, iba a bordo de uno de esos autos.

Luego, los dos aviones despegaron de Estambul al final de ese día. Uno aterrizó en Egipto y el otro en los Emiratos Árabes Unidos.

Las teorías van, así, desde que Khashoggi fue asesinado en el Consulado hasta que fue secuestrado por agentes extranjeros. Pero nada se sabe a ciencia cierta y el asunto se inscribe, cabe indicar, en la severa rivalidad y las importantes tensiones que existen entre los regímenes de Turquía y Arabia Saudita, dos naciones de enorme influencia en la región de Medio Oriente.

El gobierno de Arabia Saudita, como se comentó, se ha deslindado de todo el asunto y, de acuerdo al Post, el embajador saudí en Estados Unidos declaró tajante que “hemos visto circular en los últimos días varias maliciosas filtraciones y ominosos rumores sobre la suerte de Jamal… Los reportes que sugieren que Jamal Khashoggi desapareció en el consulado en Estambul o que las autoridades reales [saudíes] lo detuvieron o mataron son absolutamente falsas y sin fundamento”.

La tensión, con todo, se ha incrementado pues el presidente Erdogan ha exigido que las autoridades saudíes prueben que Khashoggi salió por sí mismo del consulado en Estambul. “¿No tienen cámaras y cosas por el estilo?, preguntó Erdogan a las autoridades consulares saudíes.

El propio The Washington Post ha pedido en un editorial institucional que se esclarezca la situación de Khashoggi, su columnista. El Post indica que se le ha dicho que las cámaras de seguridad del consulado saudí en Estambul no estaban grabando el 2 de octubre, día en que se vio por última vez a Khashoggi. Y fuentes citadas por el periódico The Guardian van más allá y afirman que las cámaras de seguridad en ese consulado fueron retiradas.

Sea como sea, el Post añade que podrían haber otros videos disponibles: los tomado por las cámaras de seguridad de las autoridades turcas. Esas imágenes, de existir, deberían ser mostradas como también los registros de vuelo de los dos aviones privados que llegaron de Riad a Estambul. Esa información aportaría nuevos datos al caso, pero hasta el momento no se ha difundido. Tampoco se ha indicado si se le entregó a Khashoggi el documento que fue a buscar al consulado saudí.

El misterio de su desaparición continúa y los temores y rumores sobre su muerte arrecian.

Ver fotos
Activistas pro derechos humanos denuncian frente al consulado saudí en Estambul, Turquía, la desaparición del periodista Jamal Khashoggi. (AFP)

Activistas pro derechos humanos denuncian frente al consulado saudí en Estambul, Turquía, la desaparición del periodista Jamal Khashoggi. (AFP)En ese sentido, y dado que Khashoggi residía en Estados Unidos, el gobierno estadounidense se ha interesado en el asunto, aunque preguntado al respecto el presidente Donald Trump dijo simplemente “yo no sé nada” más allá de lo que los medios han comunicado. El secretario de Estado Mike Pompeo pidió al gobierno saudí “apoyar una investigación exhaustiva sobre la desaparición del señor Khashoggi y ser transparente sobre los resultados de esa investigación”.

El senador Lindsey Graham, por su parte, descartó las afirmaciones de que el periodista saudí salió por su propio pie de ese consulado y, según el Post,  le escribió al embajador saudí en Estados Unidos que “este incidente se proyecta pesadamente sobre la relación entre Estados Unidos y el Reino de Arabia Saudita y necesita ser resuelvo tan honesta y prontamente como sea posible”.

Además, la exigencia de una investigación a fondo crece, sobre todo entre autoridades del Reino Unido y de la Unión Europea. Según la BBC, el gobierno británico ha exigido al saudí respuestas urgentes sobre la suerte de  Khashoggi, condenó los ataques contra periodistas y dijo que si los reportes que se han difundido en los medios sobre Khashoggi resultan ciertos, “tratará seriamente el incidente”.

Tanto Turquía como Arabia Saudita han sido aliados clave de Washington, aunque recientemente la relación de Estados Unidos con el régimen turco se han deteriorado. Y de confirmarse que Khashoggi habría sido víctima del gobierno saudí, según Graham, ello afectaría también las relaciones de Washington con Riad.

Muchas palabras han fluido pero aún no hay claridad sobre la cuestión principal. La enorme interrogante, y la que resulta severamente punzante para los familiares y la novia de Khashoggi, es cuál ha sido el destino del periodista, si vive o ha muerto. La falta de información al respecto por más de una semana les hacen temer lo peor.

Sigue a Jesús Del Toro en Twitter: @JesusDelToro

COMENTARIOS
×