AHORA EN VIVO

Internet Explorer no es compatible.

Descargue Chrome o Firefox para disfrutar el servicio.

El líder de Hizbulá niega tener misiles balísticos y enviarlos a los países árabes
El líder de Hizbulá niega tener misiles balísticos y enviarlos a los países árabes

Beirut, 20 nov (EFE).- El líder del grupo chií libanés Hizbulá, Hasan Nasralá, aseguró hoy que no poseen misiles balísticos ni los envían a países árabes y desmintió así lo que calificó de acusaciones "vacías" lanzadas el domingo por la Liga Árabe

"¿Alguien mostró pruebas? Es una acusación vacía para presionar más a Hizbulá", dijo Nasralá en un discurso televisado transmitido por la cadena de televisión Al Manar, portavoz del grupo chií.

La Liga Árabe, reunida en una sesión extraordinaria a petición de Arabia Saudí, calificó el domingo a Hizbulá (que forma parte del Gobierno libanés) de "terrorista" y de apoyar el "terrorismo" con "armas sofisticadas y misiles balísticos".

"No tenemos misiles balísticos. Solo enviamos armas a Palestina y estamos orgullosos, y en Siria combatimos con ellas", afirmó.

La entidad panárabe adujo que la estabilidad del Líbano está amenazada por las armas de Hizbulá, aunque Nasralá recordó que es Israel quien continúa siendo "la mayor amenaza" para el país.

"Las armas de Hizbulá constituyen un factor importante para la estabilidad del Líbano", agregó, y negó, por otra parte, ser los autores del disparo de un misil balístico desde el Yemen al aeropuerto de Riad a principios de noviembre.

"Niego, de modo categórico, la relación de Hizbulá con el disparo de ese misil", que había sido reivindicado por los rebeldes chiíes hutíes, que luchan en el Yemen contra la coalición árabe liderada por Arabia Saudí.

Según él, el problema de Arabia Saudí con el Yemen es que "no quiere comprender que los yemeníes tienen cerebro, son fuertes y capaces de producir armas".

Nasralá anunció también que sus combatientes se retirarán de Irak una vez que declaren la "victoria final" contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Este discurso se produce en un momento en el que el Líbano está sumido en una crisis política después de que el primer ministro libanés, Saad Hariri, anunciara por sorpresa su dimisión el pasado 4 de noviembre en un discurso televisado en Riad, y donde acusó a Irán de "tutelar" la política libanesa a través de Hizbulá.

Se espera que Hariri regrese a Beirut el próximo miércoles, aunque antes pasará por El Cairo para reunirse con el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi.

COMENTARIOS