AHORA EN VIVO

Internet Explorer no es compatible.

Descargue Chrome o Firefox para disfrutar el servicio.

Venezuela considera "irracional", aunque también un "honor" las medidas de EE.UU.
Venezuela considera "irracional", aunque también un "honor" las medidas de EE.UU.

Caracas, 25 sep (EFE).- Venezuela consideró hoy como "irracional" las nuevas medidas que el gobierno de Estados Unidos anunció durante el domingo en contra de funcionarios de la administración de Nicolás Maduro, aunque el vicepresidente del país caribeño, Tareck el Aissami, indicó que son un "honor" y un "trofeo".

"Venezuela rechaza categóricamente la irracional decisión del Gobierno de los Estados Unidos de América de catalogar una vez más al noble pueblo venezolano como una amenaza a su seguridad nacional, en esta ocasión bajo falsos supuestos de que plantean una amenaza terrorista y al orden público estadounidense", dijo la Cancillería en un comunicado.

Este domingo, el presidente estadounidense reemplazó su polémico veto migratorio a seis países de mayoría musulmana con un decreto que impone restricciones a ocho naciones, entre las que figura Venezuela.

Según la orden de Trump, Venezuela está incluida porque "su Gobierno no coopera en verificar si sus ciudadanos representan amenazas para la seguridad nacional o la seguridad pública" y, además, tampoco coopera en la recepción de "sus nacionales sujetos a órdenes finales de expulsión de Estados Unidos".

Las restricciones se centran en "funcionarios del Gobierno de Venezuela que son responsables de las deficiencias identificadas", añade.

En ese sentido, la Cancillería venezolana dijo que estas acciones son parte de una "campaña de agresiones sistemáticas" en contra de su país, y que pretenden justificar la lucha contra el terrorismo para "alcanzar objetivos políticos" "y ejercer presión sobre las instituciones del Estado venezolano".

Asimismo, el vicepresidente venezolano, Tareck el Aissami, dijo que las medidas de EE.UU. son un "honor" y un "trofeo", aunque también las calificó de "agresión".

"Que nos sancione el imperio yankee a los que somos revolucionarios nosotros lo tomamos como (...) el máximo reconocimiento de nuestras luchas históricas. Que nos sancione el imperio para nosotros es un honor", dijo El Aissami que tildó al presidente estadounidense, Donald Trump, de desequilibrado, "soberbio" y "arrogante".

Por su parte, el presidente Nicolás Maduro culpó al jefe del Parlamento, el opositor Julio Borges, de las medidas que tomó el Gobierno de Estados Unidos, al señalar que él solicitó que se les negaran las visas a los funcionarios venezolanos e indicó que no hay sanción que detenga la revolución.

El jefe de Estado venezolano afirmó que no le importa tener visa de Estados Unidos y señaló que cuando ha ido a ese país es "obligado".

Maduro hizo estas declaraciones durante una reunión con varios candidatos a las elecciones de gobernadores respaldados por él para que le presentaran sus proyectos de trabajo en caso de ganar los comicios.

Venezuela se encuentra en estos momentos en un ambiente de campaña electoral por los comicios regionales que se celebrarán el próximo 15 de octubre, aunque debieron realizarse el pasado diciembre según lo establecido en la Constitución.

En el marco de esta campaña, el CNE informó que distribuyó el 20 % del material electoral para los comicios que se celebrarán el próximo 15 de octubre.

"El despacho comenzó el pasado jueves 21 de septiembre, con la distribución de los cotillones electorales correspondientes a los estados Amazonas, Delta Amacuro, Nueva Esparta, Apure, Anzoátegui, Cojedes, Portuguesa y Monagas", dijo el CNE en una nota de prensa, donde también señaló que el 9 de octubre se completará el 100% de la distribución.

El Poder Electoral informó además de que desde este lunes también se inició el proceso de preparación de las máquinas electorales "que operarán en las mesas automatizadas".

Para estos comicios están convocados 18.094.065 ciudadanos y entre los candidatos del oficialismo y la oposición en su mayoría destacan militares y diputados, respectivamente.

De las 23 gobernaciones que hay en Venezuela, 20 están en manos del chavismo y solo 3 en las de la oposición, por lo que esta última fuerza política concentra su objetivo en "derrotar a (el presidente Nicolás) Maduro" en todos los estados.

Mientras que el chavismo busca mantener las gobernaciones que tiene en su poder y "recuperar" los tres espacios restantes.

Estas elecciones también ocurren en medio de nuevos esfuerzos por un diálogo entre el Gobierno y la oposición, un proceso del que durante esta jornada no se conocieron detalles.

El pasado 13 de septiembre, representantes del Gobierno venezolano y la oposición se reunieron en la República Dominicana, en unos encuentros que el antichavismo ha calificado de "exploratorios", mientras que el oficialismo sostiene que representan un diálogo formal y evidente.

Se prevé que estas negociaciones continúen esta semana.

COMENTARIOS