AHORA EN VIVO

Internet Explorer no es compatible.

Descargue Chrome o Firefox para disfrutar el servicio.

El gobierno da por desarticulada la célula terrorista, se busca a sospechoso
El gobierno da por desarticulada la célula terrorista, se busca a sospechoso

Por Andrés González y Angus Berwick

BARCELONA/RIPOLL (Reuters) - Las fuerzas de seguridad mantenían el sábado activa una gran operación antiterrorista en Cataluña buscando a un sospechoso que podría ser el autor del atropello masivo que el jueves mató en Barcelona a 13 personas y dejó a más de un centenar de heridos en un acto reivindicado por el Estado Islámico.

Pese a reconocer que la investigación sigue abierta, el gobierno dio por "totalmente desarticulada" la célula con 12 sospechosos de dos ataques precipitados en Cataluña tras frustrarse su plan inicial de un golpe mayor al explotar una vivienda en la que supuestamente preparaban material explosivo en la localidad tarraconense de Alcanar.

El ministro del Interior, Juan Antonio Zoido, dijo que los expertos en seguridad de todo el país reunidos el sábado acordaron por unanimidad mantener el nivel 4 (alto) de alerta antiterrorista al coincidir en que "no hay evidencias de que se prepare otro atentado inminente".

Al mismo tiempo, explicó que se ha acordado reforzar determinados protocolos dentro del nivel de alerta, como mayores dispositivos en eventos o zonas de gran afluencia en un país que se encamina a batir el récord de 75 millones de visitas de extranjeros en el año.

A LA CAZA DEL HOMBRE

El último sospechoso en fuga es Yones Abouyaaqoub, ciudadano marroquí de 22 años y habitante de Ripoll, localidad de la que también son vecinos tres de los sospechosos abatidos, confirmó el ayuntamiento de la ciudad gerundense.

Aunque todavía no está confirmado, algunos especulan con que el sospechoso en búsqueda y captura podría ser el conductor de la furgoneta en la que se perpetró el atropello en Barcelona.

La policía registró dos domicilios en Ripoll, uno de ellos alquilado a nombre de Abdelbaki Es Satty, a quien los vecinos identificaron como imán de uno de los oratorios de la localidad en busca de armas, explosivos o documentos relacionados con los ataques, según la orden de registro vista por Reuters.

Además de los cinco sospechosos abatidos la madrugada del viernes tras un segundo ataque en el paseo marítimo de Cambrils, la policía confirmó que hay cuatro detenidos y tres más identificados. Según diversos medios, dos de los identificados pudieron haber muerto en la explosión de Alcanar, por lo que solo un sospechoso continuaría huido el sábado.

Horas después del atropello que rompió el bullicio turístico de la principal arteria de la Ciudad Condal se produjo el segundo ataque en Cambrils, 120 kilómetros al sur de Barcelona, donde los presuntos atacantes, armados con cuchillos y con cinturones de explosivos falsos, mataron a una mujer española e hirieron a seis.

El balance provisional de 14 muertos podría elevarse al encontrarse el sábado aún 54 personas hospitalizadas, 12 de ellas en estado crítico y 25 graves.

LA EXPLOSIÓN QUE LO PRECIPITÓ TODO

La "pieza clave" de la investigación es la explosión de la casa de Alcanar, donde aparentemente los atacantes preparaban material explosivo cuando la vivienda explotó frustrando y precipitando los planes de ataque.

El Gobierno de Cataluña, una región que concentra casi un tercio de los más de 36 millones de turistas que visitaron España entre enero y junio, dijo que entre los afectados figuraban ciudadanos de 34 nacionalidades.

Por el momento, las autoridades españolas han identificado a ocho de las víctimas mortales de Barcelona, cuatro de ellas españolas - uno de ellos con doble nacionalidad argentina-, dos portuguesas, una estodunidense y una italiana. Italia reportó dos víctimas mortales y Bélgica, Canadá y Estados Unidos informaron de una víctima mortal de cada país.

NIDO DE YIHADISTAS

En un comunicado, el Estado Islámico reivindicó el ataque de la capital catalana, que se produjo alrededor de las cinco de la tarde del jueves cuando la furgoneta invadió zigzagueando una zona peatonal de Las Ramblas arrollando a decenas de personas.

"Confiando sólo en Dios, varios muyahidines lanzaron el pasado jueves en dos células encubiertas dos ataques contra grupos de cruzados en España", dijo el grupo extremista suní que anteriormente ya había señalado que los ataques tenían como objetivo a los países de la coalición liderada por Estados Unidos en su contra.

España, que sufrió en 2004 el peor atentado yihadista registrado hasta ahora en suelo europeo, con 192 muertos, cuenta con varios cientos de soldados en Irak que imparten formación a las fuerzas locales en la lucha contra el Estado Islámico, pero no participa en operaciones terrestres.

Desde aquel terrible suceso se han detenido en el país 723 presuntos integrantes de grupos yihadistas, muchos de ellos en Cataluña.

CIUDADES EN ALERTA

En los últimos 13 meses se han producido diversos ataques con vehículos con el objetivo de provocar masacres en ciudades europeas con un modus operandi - crudo, mortal y muy difícil de prevenir- que ha causado más de 100 víctimas mortales en Niza, Berlín, Londres y Estocolmo.

Tras el atropello en la zona peatonal de La Rambla, la céntrica y turística Puerta del Sol madrileña recuperaba las grandes jardineras instaladas después de la oleada de atentados de 2015 en Europa.

El ministro recordó que tras los últimos ataques con atropellos en Europa hay una recomendación para que los ayuntamientos instalen bolardos u otros elementos que limiten la posibilidad de entradas con vehículos en zonas peatonales.

En medio de intensos controles, registros e incluso algunas explosiones controladas, Cataluña trataba de recuperar la normalidad aunque la conmoción por lo sucedido aún era palpable en Las Ramblas, donde los quioscos y el popular mercado de la Boquería reabrían el sábado.

Diversos altares improvisados repletos de flores y mensajes de apoyo a las víctimas marcaban el sangriento recorrido de la furgoneta en una ciudad que ha recibido la solidaridad de la comunidad internacional y en la que miles de personas gritaron "No tenemos miedo" en una concentración de homenaje el viernes.

COMENTARIOS