AHORA EN VIVO
El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

Lieberman dice que hay que "morder" y no "ladrar" en el conflicto con Siria
Lieberman dice que hay que "morder" y no "ladrar" en el conflicto con Siria

Jerusalén, 13 feb (EFE).- El ministro de Defensa israelí y uno de los principales socios de la coalición de gobierno, Avigdor Lieberman, anunció hoy un cambio de la política israelí en la región, tras el enfrentamiento armado con Siria del pasado fin de semana, y dijo que "es hora de morder" y no "de ladrar".

"Actuamos de forma contundente, responderemos a cualquier provocación", manifestó a la emisora de radio estatal Kan el ministro, quien añadió que "ha llegado el momento de cambiar la política en la región".

"Seguiremos defendiendo nuestros intereses de seguridad vitales. No es momento de ladrar, es hora de morder. Y morderemos fuerte", amenazó.

Lieberman hacía referencia a los sucesos del pasado sábado, cuando un dron (de procedencia iraní, según Israel) se infiltró en su espacio aéreo, ante lo que el Ejército israelí atacó posiciones en Siria que considera iraníes, lo que causó la respuesta con fuego sirio, y un ataque en respuesta de Israel contra baterías de defensa aérea sirias.

Durante el intercambio de fuego, cayó un M-16 israelí, cuyo piloto y copiloto tuvieron que saltar del aparato, sufriendo ambos heridas, uno leves y otro graves.

Las Fuerzas de Seguridad israelíes consideran que sus bombardeos sobre doce objetivos sirios e iraníes en los alrededores de Damasco y otras zonas del país (incluido el área de Palmira) dañaron la mitad de las baterías de defensa aérea sirias, informó ayer el diario Haaretz.

Fuentes militares explicaron al diario que en la operación, en la que participaron ocho F-16, se golpearon todas las baterías que dispararon contra sus aviones y también lo que consideran cuatro objetivos iraníes, incluido un centro de control de drones y sistemas de comunicación.

Siria lanzó más de veinte misiles de al menos dos tipos, los SA-5 de largo alcance y los SA-17, de menor alcance, en el curso de los cuales cayó el caza israelí, aunque aún no se ha determinado si fue por un impacto directo o porque la tripulación saltó ante la inminencia de la colisión.

Fue el mayor enfrentamiento en más de tres décadas entre ambas partes, que se encuentran en situación técnica de guerra pero que no suelen chocar, más allá de intercambios de fuego leves y puntuales o ataques israelíes contra convoyes de armas en Siria destinados a la milicia chií libanesa Hizbulá, que apoya a las tropas del presidente Bachar al Asad en la contienda civil en su territorio.

COMENTARIOS